HISTORIA

Durante siglos, el trabajo silencioso y oscuro de los artesanos ha cubierto múltiples necesidades, tanto relativas al trabajo diario como a la decoración y a los usos domésticos o mobiliarios del hogar.

Hoy, quizá, la artesanía ha perdido parte de su función, arrebatada por una producción más industrial y tecnológica, rompiendo los moldes más tradicionales, a unas formas que dejan marcadas un sello de identidad y exclusividad.

CESAREO SOULE

Dedicado a la talla de piedra desde los 29 años, aprendió son su padre las técnicas y secretos del oficio. Sus piezas artesanales siempre en piedra, se pueden considerar como verdaderas esculturas. Su trabajo se centra fundamentalmente en la construcción de figuras y escudos de buen ganada fama en todo el Valle y fuera de él.

Son muchas las ferias en las que ha tomado parte, lugares como Navarra, Euskadi, Barcelona, Madrid, Francia… Y como no, el viaje a Argentina. Talló una virgen en piedra en Arizkun y el mismo viajó hasta Argentina (San Fernando) para su colocación en la Parroquia de Aránzazu.

ALVARO SOULE

Desde hace unos años, su hijo Álvaro continúa la estela de su padre, esta vez, siendo él quien aprende los secretos de este oficio. Compaginando así, el trabajo de tallado en piedra con el arte fúnebre.